Se trata de la manifestación folklórica más antigua que conserva la localidad. El origen de la danza del paloteo es difícil saberlo pues ya se pierde en el tiempo.

Todo apunta a que el origen de estas danzas fue guerrero. Servía a sus antiguos pobladores para animar a la lucha y celebrar sus victorias. Aunque hoy en día, esta festividad ha cobrado un carácter religioso, pues los bailes que se realizan en torno a una danza principal tienen letras que hacen alusiones religiosas y populares.

Ocho son las personas que danzan con sus vistosos trajes y sus palos, siguiendo las órdenes del Botarga. Personaje de vestimenta llamativa, que lleva consigo un bastón de mando, del cual cuelga el pellejo de algún animal.

En la representación del baile, los danzantes golpean entre sí dos palos, de 40 centímetros de largo, al ritmo de la música. Ésta cobra vida gracias instrumentos tradicionales como la dulzaina y el tamboril.

Gracias a los miembros de la Cofradía de Nuestra Señora de los Remedios, se ha conservado las complejas danzas y lazos de paloteo con los que los danzantes de la localidad honran a San Miguel y a la Virgen de los Remedios los días 8 y 9 de Mayo.

Es una danza tradicional que ha pasado de generación en generación, donde los danzantes de la localidad tienen el mismo objetivo de antaño, venerar a la Virgen de los Remedios. Alrededor de 30 años, León Martín y Fortunato Herrán son los encargados de transmitir esta danza a los niños de la Villa, cuando han cumplido la edad de 10 años, para que nuestro folklore no se quede en el olvido y se siga haciendo como antiguamente.

Consta de 8 danzantes (divididos en 4 guías y 4 medias guías) y un botarga que va encabezando ésta formación marcando el compás que siguen los demás. Una vez que se paran para realizar la danza, el cometido del botarga es hacer corro para que puedan bailar los danzantes de una manera desahogada y a la vez que lo puedan ver los asistentes a la procesión.

Hoy en día se conservan, por lo menos, 12”lazos” que es como se denomina esta danza, de los cuales, podemos destacar: “Tres mozas”, “La Virgen María”,”San Miguel”, “La pájara pinta”, etc.

Cada “lazo” tiene un toque de palos diferente a los demás y algunos, incluso, tienen “cabañuelas”.

Antiguamente esta danza sólo la realizaban los niños; pero la novedad, es que hace aproximadamente 20 años, se incorporaron 2 chicas a la formación. En la actualidad hay igualdad en el número de danzantes (4 chicos y 4 chicas).

Han recorrido varias ciudades y pueblos de la Comunidad mostrando las tradiciones folklóricas de Fuentes de Nava, así Palencia, Burgos,….. Cigales, Pedraza, Mazariegos,… entre otros, han sido testigos de éste baile tradicional.

El atavío de los danzantes, aunque con pequeñas modificaciones se ha mantenido con el paso del tiempo como al principio:

  • Camisa blanca
  • Corbata con alfiler prendido
  • Varias cintas adornando la camisa
    • Los 4 danzantes guía (son los que van a los lados de la formación), llevan una cinta roja y otra azul haciendo pico atrás y se cruzan en la parte delantera. También llevan a modo de banda una cinta amarilla.
    • Los 4 medias guías, las cintas que hacen pico atrás son de color amarillo y verde y luego se cruzan delante. A modo de banda  una cinta roja.
  • Cada brazo va adornado con  una cinta roja que lo rodea
  • Pañuelo rojo anudado a la cabeza
  • Enaguas con puntillas
  • Falda de raso (cubriendo las enaguas)
    • 4 rojas para los guías
    • 4 amarillas para los medios guías
    • Encima de la falda a modo de mandil, un pañuelo bordado
    • Un cinturón ancho de tela con la inicial de María
    • Pantalón blanco
    • Zapatillas de esparto

La vestimenta del botarga es estrambótica. El traje que lleva es de colores vivos para llamar la atención.

  • Media blanca en una pierna y en la otra negra
  • Gorra
  • Un morral, para guardar el dinero que recaudan el día de “San Miguelillo”, una vez finalizada la procesión, recorren todo el pueblo danzando y pasando la gorra
  • En la mano lleva un palo del que colgaba una pelota de trapo que utilizaba para hacer corro

Todos los danzantes ejecutan su baile llevando 2 palos hechos de encina, por ser una madera muy dura, que tiene un sonido fuerte al ser golpeada, mejorando su calidad cuantos más años tenga este árbol. La medida de estos palos es de unos 50 cm.

Antiguamente a parte de los palos se danzaba también con las castañuelas; pero esto último se ha perdido y ya no se utiliza. Aunque se está intentando recuperar.

Finalizamos con una pequeña plegaria a la Virgen de los Remedios:

“Virgen de los Remedios

remédianos nuestros males

que si tú no nos los remedias

no nos los remediará nadie.”